El salón de actos de la Alhóndiga ha acogido este martes unas jornadas organizadas por PREDIF Castilla y León encaminadas a difundir la figura del Asistente Personal, una prestación incluida en el catálogo de servicios de la Ley de Dependencia.

En Castilla y León, ha explicado la consejera de Familia, Isabel Blanco, encargada de la inauguración de las jornadas, hay 1150 prestaciones de asistencia personal concedidas. La Junta, ha añadido, apuesta por esta figura asistencial, como lo demuestra el hecho de que Castilla y León es la región con más asistentes personales, solo por detrás del País Vasco.

“Castilla y León es pionera en el desarrollo de esta prestación”, ha subrayado la consejera. Una asistencia personal que tiene como objetivo que los discapacitados puedan desarrollar un proyecto de vida y puedan ver favorecida su inserción laboral.

En esta misma línea se ha manifestado Fran Sardón, de PREDIF, que ha incidido en la necesidad de promocionar la figura del asistente personal para que los posibles beneficiarios puedan llegar a valorar su utilidad.

Los posibles beneficiarios primero tienen que saber qué servicio pueden obtener del asistente personal y saber también que ya lo pueden solicitar dentro de las prestaciones que reciben por la ley de Dependencia.

El asistente personal es una figura de apoyo dirigida a personas con discapacidad de cualquier edad y circunstancia, con el objetivo de que pueda tener una vida activa, autónoma e independiente.

Desde PREDIF se señala que la entidad cuenta con una bolsa de empleo de casi 300 asistentes personal formado por la asociación para atender las necesidades de los discapacitados.