El concejal de Urbanismo y Obras, Romualdo Fernández, ha informado hoy que en el próximo Pleno municipal se someterá a la aprobación de la modificación del Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico (PEPCH) que permitirá incrementar la edificabilidad actual de 1.340 metros hasta casi 4.000 metros cuadrados, con la posibilidad de habilitar otros 600 metros del subsuelo.

Durante el periodo de exposición pública tras la aprobación inicial se presentaron algunas alegaciones por parte de los vecinos relativas fundamentalmente a cuestiones de visibilidad, que han sido rechazadas según manifestó el concejal, y ahora se presentará primero a dictamen de la Comisión de Urbanismo el miércoles de la próxima semana y posteriormente al Pleno para su aprobación provisional; tras lo cual se someterá de nuevo a información pública y se remitirá a la Junta de Castilla y León para su aprobación definitiva.

Esta modificación del PEPCH, promovida por el Ayuntamiento a instancias de la Junta Pro Semana Santa, permitirá elevar la edificación hasta 3 plantas con una altura de cornisa de 8 metros pudiendo alcanzar hasta los 12 metros de altura máxima en el retranqueo de siete metros desde la alineación oficial, puesto que es necesario ejecutar un edificio más alto para poder albergar los pasos procesionales de una forma digna acorde a la relevancia de la Semana Santa en nuestra ciudad.