La Asociación de Amigos del Museo Etnográfico de Castilla y León celebró ayer una asamblea general extraordinaria con el fin de renovar a su directiva y comenzar una nueva andadura más activa en el panorama cultural de la ciudad.

Esta nueva etapa contará con Pedro Javier Cruz como presidente, Ángel Nieto como vicepresidente, Víctor Hernández como secretario, y Josefa Estébanez en la Tesorería. En las vocalías estarán Emilio Ruiz, Julia Andrés y Clara Ponte.

La nueva Junta Directiva se ha marcado como objetivo principal acortar distancias entre el MECyL y los ciudadanos, en un recorrido de ida y vuelta, y sin perder de vista la etnografía. En esta línea, se plantean tres ejes básicos de trabajo, como son la música, el mundo audiovisual y los oficios, en un diálogo continuo con la actividad del propio museo.

La asociación, que inició su andadura junto a la del MECYL en el año 2004, tratará ahora de renovar no sólo su imagen, sino también su lenguaje, con el fin de aproximarse a un sector más amplio de la población.

El acercamiento y el diálogo con otras entidades culturales de la ciudad y de la comunidad es otro de los objetivos principales de la renovada asociación.

En los próximos meses la nueva directiva intentará dar a conocer más pormenorizadamente su actividad con el fin de sumar esfuerzos entre todos los ciudadanos.