La Audiencia Provincial de Zamora ha absuelto a un hombre juzgado de por delito de abuso sexual  al aplicar la sala el principio de presunción de inocencia por el “insuficiente valor probatorio” de las pruebas y los testimonios aportados por la acusación.

Una acusación ejercida por una amiga del hombre con el que semanas antes había mantenido relaciones sexuales consentidas.

Contra esta sentencia cabe recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.

El acusado reconoció, sin que se apreciaran incongruencias ni contradicciones en su declaración, que sí tuvo relaciones sexuales con la denunciante, pero siempre consentidas.

La sentencie recoge también las apreciaciones efectuadas por el forense en las que se aprecian algunas incongruencias en el relato de la víctima.

El juicio se celebró el pasado 17 de diciembre. El acusado se enfrentaba a una petición de pena por parte del Fiscal y de la acusación particular de seis años y una indemnización de 3.000 euros.

Durante el juicio el hombre insistió en que las relaciones fueron siempre consentidas y que la denuncia tiene que ver con que la víctima se enteró de que por esas fechas también había tenido relaciones sexuales con una de sus amigas.

En su testimonio la denunciante aseguró que el hombre la obligó a desnudarse de cintura para abajo y que tuvo relaciones sexuales con el sin su consentimiento.