130 núcleos de población se van a incorporar este año a la banda ancha de más de 100 megas, pueblos en los que los operadores reciben ayudas a la inversión por parte del Estado para extender esta tecnología.

Sin embargo, siguen quedando lo que llaman zonas blancas, que no es otra cosa que áreas que no tienen cobertura digital, de ahí que el subdelegado del gobierno, Ángel Blanco, haya hecho un llamamiento para que con las ayudas de la convocatoria de 2020 se pueda seguir mejorando las comunicaciones en los pueblos.

Durante la celebración de la Comisión de Asistencia al Subdelegado, Ángel Blanco, ha señalado que la tecnología digital y el acceso a internet a través de banda ancha es una herramienta «fundamental»  para luchar contra el reto demográfico y construir «una sociedad más inclusiva».

En este sentido, la responsable en Zamora del Instituto Nacional de la Seguridad Social, ha puesto de manifiesto la importancia de que se extienda la banda ancha a todos los pueblos ya que en un futuro próximo la relación entre la administración y el administrado se realizará únicamente a través de la vía telemática.  Recordó que en la provincia hay «un elevado número de autónomos» que no han facilitado todavía a la Tesorería General de la Seguridad Social  los datos necesarios para establecer esa relación.

Además, Ángel Blanco,  ha recomendado a los ayuntamientos que comuniquen de forma oficial las deficiencias de funcionamiento de las líneas de telefonía fija que se puedan detectar.