Estas medidas han sido presentadas a los alcaldes de Zamora, Toro y Benavente indicando que las medidas presentadas vienen a complementar las medidas del Gobierno, a su juicio «insuficientes»

La Confederación de Organizaciones Zamoranas de Empresarios ha presentado a los ayuntamientos de Zamora, Benavente y Toro una serie de «políticas excepcionales en la recaudación de tributos, en los plazos administrativos y en la realización de acciones de apoyo», apuntan desde la CEOE. Con esta petición quieren complementar las medidas del Gobierno, a su juicio «insuficientes.

Entre las medidas que la CEOE CEPYME reclama a los ayuntamientos destacan la bonificación de la cuota integra del IBI que recaiga sobre locales de negocio de aquellas empresas que estén obligadas al cese de negocio, la bonificación del impuesto sobre Actividades Económicas y una moratoria en el cobro de tributos, así como suspender los embargos por impuestos o tasas impagadas. Además, piden a los ayuntamientos cumplir «con celo» la ley de morosidad y pagar a los proveedores en el menor tiempo posible y la creación de una línea de ayudas directas para sufragar los alquileres de empresas que cesen su actividad.

En el escrito, la CEOE CEPYME reitera «la importancia y urgencia de tomar decisiones que ayuden al tejido empresarial de la ciudad», manteniendo su capacidad de «generar riqueza y empleo».