La CGT ha comunicado este lunes que aboga por la implantación progresiva de subidas salariales lineales frente las porcentuales, “en aras de que las percepciones salariales de las personas trabajadoras se mantengan equidistantes”. Desde la Confederación General del Trabajo creen que una vez que en el inicio de la elaboración del contenido de cualquier convenio colectivo, se establecen las distintas categorías profesionales y sus correspondientes retribuciones, “las diferencias salariales entre los trabajadores y trabajadoras de una misma empresa no se pueden ir incrementando, pues ello redunda en la falta de solidaridad y de compromiso de esas personas a la hora de abordar las reivindicaciones del conjunto de los trabajadores”.

Un planteamiento que señalan, no es teórico, ya que ha sido puesto en práctica en la negociación de un convenio colectivo en Zamora. En concreto, en el Convenio Colectivo del Personal Laboral del Ayuntamiento de Villaralbo, tal y como recoge el artículo 16 del Boletín Oficial de la Provincia de Zamora publicado hoy:

Los incrementos salariales tendrán, como norma general, una periodicidad anual y los mismos se articularán mediante la negociación con la representación de los trabajadores, en años alternos en incrementos porcentuales (un año) y lineales (al año siguiente) sobre el conjunto de la masa salarial.

La CGT señala que su objetivo será  que las subidas salariales sean lineales en todas y cada una de las anualidades. Asimismo, afirman que continuarán luchando por la “aminoración de las diferencias entre las personas trabajadoras”.