Las calles de la capital han vuelto a ser escenario para el desfilar festivo de la Cofradía del Cencerro. Partiendo desde la Plaza de Alemania, como se viene haciendo desde hace ya muchos años, los cofrades han recorrido las calles más céntricas de la ciudad hasta la Plaza Mayor.

Cencerros, música de dulzainas, y roscas de San Antón para los vecinos, han sido los protagonistas de una procesión que tiene sus orígenes en los años sesenta.