Verónica Casado vuelve a insistir en la importancia de mantener el aislamiento social

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, manifestó este jueves una “preocupación máxima” por los desplazamientos que se están produciendo durante los días de Semana Santa.

Alertó de que, a pesar de la reducción en el número de casos, todavía no se ha alcanzado “la meseta” y apuntó que “sólo nos podremos relajar” cuando el número de casos sea cero.
De manera expresa manifestó su malestar por la situación que se está viviendo en las salidas de Madrid, con numerosos coches en las carreteras y atascos provocados por los controles de tráfico que está realizando la Dirección General de Tráfico, precisamente para evitar los desplazamientos aprovechando los días festivos de Semana Santa. “No puede ser”, dijo Verónica Casado en su comparecencia diaria ante la prensa para analizar la situación sanitaria de Castilla y León frente al coronavirus.

Casado dijo, en referencia a los desplazamientos desde otras comunidades autónomas que, ese “ha sido el mayor problema de Castilla y León”, la recepción masiva de personas que llegaron infectadas desde otros puntos y que contribuyeron a extender la enfermedad.
La consejera señaló que no se puede viajar a segundas residencias e insistió en la efectividad que tiene seguir la cuarentena social, una medida que, añadió, “se ha demostrado que sirve”.