La delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín, ha pedido hoy «paciencia» a los vecinos de la comarca de Aliste, los alcaldes y los colectivos que reclaman la conversión en autovía de la carretera nacional 122 entre Zamora y la frontera con Portugal.

Martín, que visitó el cuartel de la Guardia Civil de Manganeses de la Lampreana, señaló que el gobierno lleva apenas unos meses con plenas funciones y todavía hay un presupuesto prorrogado y en esas condiciones es difícil hablar de nuevas infraestructuras, aunque añadió que la voluntad del Gobierno es atender «las necesidades y las peticiones de Castilla y León y de Zamora».

Aún así apuntó que la autovía A-11 es «imprescindible» para conseguir la vertebración de España y de Castilla y León y por tanto es «prioritaria» y se atenderán las peticiones que está realizando actualmente la provincia de Zamora como las que ayer planteó la plataforma Soria Ya.