La Diócesis de Zamora estará presente en la próxima edición de Las Edades del Hombre, que abrirá sus puertas el próximo mes de mayo en la localidad palentina de Aguilar de Campoo, con ocho obras, siete de ellas pertenecientes al museo diocesano y a distintas parroquias de la provincia y una de ellas a una colección particular.

Las próximas Edades, que llevan el nombre ‘Mons DeI’, profundiza en el rico significado de la montaña dentro de la tradición simbólica cristiana y de la extensa historia religiosa de la humanidad.

Con la montaña como hilo conductor que une a todas las obras, el delegado diocesano para el Patrimonio, José Angel Rivera de la Heras, ha destacado la gran calidad de todas las obras cedidas a la exposición, todas ellas ya preparadas para su colocación en la muestra menos dos, que están en fase de restauración todavía.

Entre las obras de la diócesis zamorana que estarán presentes en ‘Mons Dei’ hay un poco de todo, desde un relieve en Zamora, el Sacrificio de Isaac y el Moisés en el Sinai, procedentes del Retablo de la Catedral,  hasta un capitel de piedra tallado perteneciente a Santa María la Nueva con una imagen de Moisés entre Aarón y Jur, pasando por una escultura en madera perteneciente al retablo de Casaseca de las Chanas en el que también aparece la figura de Moisés.

Procedente de la iglesia de Venialbo, Mons Dei contará con un grupo escultórico tallado en madera con un calvario y otro grupo en madera perteneciente a la Iglesia de San Ildefonso con una talla de la Virgen del Carmen con un Niño.

El Monasterio del Sancti Spíritus estará representado por una pintura al óleo con las imágenes de San Pedro, Santiago y San Juan Evangelista.

Procedente de una colección particular Mons Dei contará con una pintura al óleo con una Virgen Dolorosa junto al sepulcro.

Por último, Las Edades palentinas contarán con una obra de excepcional valor y que se ya mostró en el pasado en Zamora en la exposición Remembranzas. Se trata de un alba, una prenda de vestir que los sacerdotes utilizan durante los oficios religiosos, tejida en lino con trabajos de seda y plata del siglo XVI.