La presidenta de la Diputación Provincial de Zamora, Mayte Martín Pozo, ha participado en la entrega de 2.000 plantas de encina durante la mañana de hoy en la Plaza de Viriato, con motivo de la celebración del Día Forestal Mundial.

La Diputación pretende así fomentar la plantación de especies forestales autóctonas y sensibilizar a los zamoranos sobre los beneficios ecológicos, sociales y económicos, que se derivan del aprovechamiento sostenible de los recursos naturales en la provincia.

La encina es uno de los árboles emblemáticos de la península, con una gran capacidad de adaptación a climas secos y temperaturas extremas, así como a todo tipo de suelos. En la provincia de Zamora se encuentran formaciones boscosas de encinar en distintas comarcas y en paisajes agrarios como los que integran las dehesas, un ecosistema de gran valor, que incluye el aprovechamiento ganadero, tanto de vacuno como de porcino.

Plantación y taller de educación ambiental en Burganes de Valverde

También este jueves se ha realizado una actividad de educación ambiental en el término municipal de Burganes de Valverde, en la que han participado en torno a 30 alumnos de primaria del CEIP “Valle de Valverde”.

Previa a la plantación, se ha llevado a cabo una actividad de educación ambiental sobre agricultura ecológica, impartida por la educadora ambiental del programa de Huertos Escolares Ecológicos, desarrollado al amparo del convenio entre Diputación de Zamora y la Junta de Castilla y León, y en el que participan ocho centros de la provincia y un total de 117 escolares.

En la actividad de Burganes han participado también técnicos del Servicio de Agricultura y Forestal de la institución provincial. Posteriormente, se ha realizado la plantación de unas 90 encinas procedentes del Vivero de la Diputación de Zamora.