El vicepresidente de la Diputación, Aurelio Tomás, ha anunciado este martes que la institución provincial, a la vista del fallo del Juzgado de lo Contencioso que anula parte de las bases del concurso público a puestos de asistente sociales, retrasará el examen de este sábado hasta el próximo 30 de  marzo-

Tomás ha explicado que el fallo de lo Contencioso pide que se reconozcan los trabajos prestados en el régimen laboral en otras administraciones, algo que las bases no contemplaban, dado que solo valoraban el trabajo de funcionarios.

A la vista de esta sentencia, al margen del retraso, los servicios jurídicos de la institución van a valorar la posibilidad de recurrir o no la sentencia. De esa decisión dependerá que se siga adelante con la oposición o que se proceda a la elaboración de otras bases.