El pleno ha tenido un tono comedido hasta la moción sobre la «expropiación» del superávit de las entidades locales

El pleno de la Diputación ha aprobado la modificación del presupuesto para financiar el convenio de redes, las mejoras de las redes de abastecimiento, la aportación al consorcio de bomberos y el plan de empleo forestal, cifrado en 6.660.428,20 euros, con los votos a favor de PP y Ciudadanos y la abstención del PSOE y de Izquierda Unida.

Además, se ha aprobado la moción del PSOE para «instar al Estado para la regulación del superávit» y la moción del PP y Ciudadanos para que «el Gobierno no expropie el superávit de las entidades locales», como ha reiterado en varias ocasiones el vicepresidente Barrios, a raíz de un titular de un periódico digital.

Esta moción del Equipo de Gobierno ha suscitado un avivado debate entre Laura Rivera, Eduardo Folgado y José María Barrios. El vicepresidente ha acusado a los portavoces de los partidos de la oposición de «defender el Gobierno de Pedro Sánchez por encima de los intereses de los zamoranos». Por su parte, Rivera ha calificado esta moción de «cacerolada contra el Gobierno» y Folgado ha acusado al equipo de Gobierno de llevar a cabo un «panfleto» con esta moción.

El resto de mociones urgentes han sido echadas atrás, tanto las de IU, que pedían modificaciones en la convocatoria de subvenciones a consecuencia del COVID-19 en materia de ayudas a las cotizaciones sociales, así como pedir la implantación de un plan de empleo específico para la actividad forestal por valor de 250.000 euros con cargo a los remanentes, con el objetivo de ampliar el trabajo del Plan Forestal promovido por la Junta de Castilla y León en el conjunto de la provincia de Zamora, como las del PSOE, que instaban a la celebración de la Feria del Ajo, la petición de reapertura de los consultorios médicos rurales en fase 1, la solicitud de devolución a la Junta de Castilla y León de fondos para servicios sociales, la aprobación de un plan urgente de empleo en el medio rural y la aprobación de una partida destinada a la colaboración con los ayuntamientos en los gastos de equipos de protección.

Por último, Izquierda Unida ha pedido, a través de su portavoz, que se «se haga todo lo posible» por realizar todas las ferias que estaban previstas en IFEZA, como Ecocultura y Raíces, prevista para octubre, así como «reponer su financiación». En este punto, Requejo ha respondido al ruego diciendo que «siempre que podamos, las celebraremos», pero que se haría «priorizando la salud». Además, el presidente afirmó que la intención de la Diputación es que Raíces se celebrara en Madrid, aunque puntualizó que este año «no nos ha dado tiempo».