La venta de entradas comenzará el lunes próximo en la sede central de Caja Rural

La Fundación Rei Afonso Henriques organiza un año más el Festival de Fados de Castilla y León, que este verano alcanza su decimoctava edición. La principal novedad de este año, ha explicado el secretario general de la FRAH, José Luis González Prada, es la limitación del aforo a 200 personas, en lugar de las 400 de otros veranos. Una reducción impuesta por la necesidad de guardar una distancia de seguridad entre los asistentes para evitar contagios por Covid 19.

Por lo demás, y como en ediciones anteriores, ha destacado González Prada, un verano más acuden a Zamora una mezcla de jóvenes fadistas con artistas plenamente consagrados en el panorama musical portugués. En este caso, ha señalado el secretario general de la FRAH, Zamora tendrá la oportunidad de disfrutar de la música de Mario Pacheco, todo un referente de la canción portuguesa.

Los conciertos darán comienzo el 16 de julio con la actuación de Vanessa Alves, para seguir el día 17 con Matilde Cid. El festival lo cerrará Mario Pacheco con su guitarra acompañado sobre el escenario de la FRAH por las voces de Ana María Alves y Miguel Capucho,.

El precio de la entradas es el mismo del año pasado. 18 euros por concierto y un bono de 45 euros que dará derecho a disfrutar de las tres actuaciones, que darán comienzo a las nueve y media de la noche.

La venta de las entradas dará comienzo el lunes en la oficina central de Caja Rural. Las entradas que no se vendan de forma anticipada se podrán adquirir en día de concierto una hora y media antes del inicio de la actuación.

Los representantes institucionales presentes esta mañana en la presentación del festival, tanto María Eugenia Cabeza, concejala de Cultura, como Jesús María Prada, diputado de Cultura, han agradecido a la FRAH su trabajo y valentía a la hora de ‘tirar para adelante’ en la organización de un concierto en las actuales circunstancias. Ambos han coincidido en señalar lo importante que va a ser “recuperar” poco a poco la normalidad y nada mejor para hacerlo que asistir a un concierto de música en vivo. Lo mismo ha declarado el responsable de Comunicación de Caja Rural, Narciso Prieto, que ha recordado que la entidad de crédito lleva 18 años años apoyando esta iniciativa cultural y ha agradecido a la FRAF la oportunidad que brinda en un año tan complicado como este de volver a escuchar los fados portugueses en la sede zamorana de la fundación.