La Guardia Civil busca desde esta madrugada a tres jóvenes por una presunta agresión sexual ocurrida en Venialbo, localidad que ayer celebraba sus fiestas patronales.

Fuentes de la investigación señalan que por el momento no hay ningún detenido y que solo se ha tomado declaración a varios testigos de los hechos, entre ellos, a dos personas que supuestamente acompañaban a los jóvenes acusados de la presunta agresión sexual.

Según el relato de las dos jóvenes agredidas, los hechos tuvieron lugar en una calle apartada del centro del pueblo, cuando los tres varones implicados en el intento de agresión realizaron tocamientos y trataron de abusar de las jóvenes. Los gritos de las chicas alertaron a varios vecinos que rápidamente acudieron en su auxilio tratando de detener a los agresores. Tras unos momentos de tensión, lograron retener a varios amigos que habían sido testigos de la agresión hasta la llegada de la Guardia Civil.

Agentes de la Guardia Civil se personaron en Venialbo para tomar declaración a los testigos e iniciar la investigación, que por el momento no ha dado frutos aunque se espera localizar a los jóvenes implicados en la agresión en las próximas horas dado que al parecer los varones  retenidos por los vecinos del pueblo eran conocedores de las identidades de los supuestos agresores y han facilitado sus nombres y lugares de residencia.