Representantes de la Guardia Civil y de la Guardia Nacional Republicana se han reunido este martes en Zamora para actualizar los protocolos de colaboración que ambos cuerpos mantienen desde hace casi 25 años, un encuentro que se celebra con carácter anual y que tiene lugar de manera alternativa en España y en Portugal.

Según explicó el jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil, el general de división José Luis Arranz, son muchas las áreas en las que ambos cuerpos trabajan de manera conjunta, entre ellas, el intercambio de información, los tipos delincuenciales, el control en las fronteras terrestres y marítimas, los intercambios tecnológicos para que los sistemas de vigilancia de ambos países sean compatibles o el medio ambiente.

En este sentido, señaló, que la colaboración en materia de incendios es habitual, tanto para mantener una comunicación permanente como para apoyarse mutuamente en caso de que se produzcan incendios forestales o se abra una investigación.

José Luis Arranz Villafruela, que estuvo acompañado por el jefe de mando de Operaciones de la Guardia Nacional Republicana, el teniente coronel José Manuel López Santos Correia,  señaló que la seguridad de la que se ha estado hablado en este encuentro no es sólo responsabilidad de los dos cuerpos y no afecta únicamente a las áreas fronterizas, ya que “la globalización ha hecho que todo lo que ocurre en un país tenga repercusión en el otro”.

Otros proyectos en los que ambos cuerpos participan son, por ejemplo, la fuerza de gendarmería europea, que tiene un cuartel general en Italia, y de la forman parte los cuerpos policiales de naturaleza militar, o los que se está poniendo en marcha en África, financiados por la Unión Europea, para formar unidades policiales de varios países

Al finalizar la reunión de trabajo, se entregaron reconocimientos a miembros de la Guardia Nacional Republicana a que han realizado un trabajo meritorio en favor de la Guardia Civil, de España y de la seguridad.