Tres columnas del claustro se han desplomado parcialmente

El monasterio del Sancti Spiritus de Toro se encuentra inmerso en un proceso de continuas intervenciones por parte de la Consejería Cultura y Turismo con el objetivo de preservar su rico patrimonio cultural con la inminente restauración de las paneras del convento. Esta actuación, que está financiada por la Junta de Castilla y León con casi 300.000 euros, comenzará en los próximos días, así como una rehabilitación de urgencia en las tres columnas del claustro que se han desplomado parcialmente y un estudio de diagnóstico del estado de conservación de todo el convento.

La delegada territorial, Clara San Damián, acompañada por técnicos del departamento de Patrimonio y por la priora del convento, ha realizado esta mañana una visita a las dependencias del monasterio para conocer, en primer lugar, el estado del desplome de las tres columnas de piedra que cierran una esquina del claustro que ha afectado en mayor o menor medida a otros elementos constructivos.

A este respecto, la delegada territorial ha manifestado que “la Junta de Castilla y León ha actuado con la máxima rapidez, ya que a primeros de junio recibimos la comunicación de la priora del monasterio y de inmediato se acudió a inspeccionar los daños, todo ello en los momentos delicados de la pandemia de la COVID-19, observando el desplome parcial de las tres columnas afectando a otros elementos de la construcción del claustro”. Clara San Damián ha señalado que “de manera inmediata se ha procedido a realizar la tramitación administrativa para en breve actuar con un apuntalamiento de la zona afectada y recolocación de las columnas de piedra y descargar el peso del forjado para evitar el desplome completo, es urgente y necesario para evitar males mayores”.

Por otro lado, la delegada territorial ha reiterado “el compromiso de la Consejería de Cultura y Turismo con el Patrimonio Cultural, y más concretamente con este monasterio, porque ya se intervino en 2018 en la restauración de la portada de la iglesia del monasterio, por un importe de 39.000 €, y próximamente se van a iniciar los trabajos del proyecto de restauración de las paneras, elaborado durante 2019 y adjudicado este año por un importe que se acerca a los 300.000 €”. Además, Clara San Damián ha declarado que “está a punto de iniciarse un estudio de diagnóstico del estado de conservación de todo el convento, que tiene otros elementos en los que hay que ir actuando como es lógico en una joya de esta importancia artística”.

Monasterio Sancti Spiritus

Fue declarado Monumento Histórico-Artístico el 27 de septiembre de 1943, mediante un decreto publicado en el BOE el 10 de octubre de 1943. El inmueble pasó a estar considerado Bien de Interés Cultural, mediante acuerdo 3/2011, de 13 de enero, de la Junta de Castilla y León, se delimitó su entorno de protección y los bienes muebles afectados por la declaración.