El delegado territorial de la Junta en Zamora, Alberto Castro, ha reconocido este jueves que la provincia padece un “goteo constante” de incendios forestales provocados, en parte debido a la ausencia de precipitaciones y en parte de la acción de “unos poquitos” pero que hacen “muchísimo daño” al medio ambiente.

Coincidiendo con la celebración este jueves de la jornada festiva del Día del Árbol, Castro ha señalado que desde hace semanas se registran uno o dos incendios forestales a diario. La mayor parte de ellos, ha explicado, se extinguen sin causar daños importantes, aunque algunos han requerido de la presencia de numerosos operativos de extinción para acabar con las llamas, como el de Asturianos, que a punto estuvo de ser declarado de nivel dos por la cercanía de las llamas a unas viviendas.

Castro reclamó, en una jornada como la de hoy, el reconocimiento a los trabajadores que a diario velan por la integridad de los montes de la provincia.

Para dejar constancia de la importancia que este sector tiene en Zamora, el delegado explicó que en Zamora el 47% de la superficie provincial está ocupada por superficie declarada forestal, de las cuales el 53% está en manos privadas.

La inversión que la Junta hace en servicios de extinción y mantenimiento de los montes supera los tres millones de euros.