El Ayuntamiento de Zamora está llevando a cabo un proceso de limpieza de la acumulación de maleza y la recogida de ramas secas en Valorio, lo que contribuirá notablemente a la reducción del riesgo de incendio en el bosque.

Los trabajos concluirán probablemente esta semana y forman parte del contrato formulado por la Concejalía de Medio Ambiente con una empresa especializada en labores silvícolas especiales, para mantener la frondosidad del bosque y reducir el riesgo de incendio.

Las tareas que se han llevado a cabo durante los últimos días incluyen la recogida de los restos vegetales acumulados desde hace más de un año como consecuencia de las varias tormentas y vendavales acaecidos, así como del propio ciclo vegetativo de la masa de arbolado; y afectan fundamentalmente a las zonas del interior y las laderas laterales del bosque, que son espacios de más difícil acceso, ya que las partes centrales y más concurridas por los usuarios son objeto de un mayor cuidado y mantenimiento paulatino por parte del servicio de Parques y Jardines del Ayuntamiento.

En este sentido, el concejal de Medio Ambiente recuerda que Valorio es un bosque y no un parque urbano, «como muchas personas parecen considerarlo», y como tal ha de mantener su naturaleza y la amplia biodiversidad existente en su interior. Por eso, los trabajos que se llevan a cabo son fundamentalmente de carácter forestal, para favorecer el normal crecimiento vegetativo y el desarrollo de las especies arbóreas, y reducir el riesgo de incendio.

Romualdo Fernández recuerda no obstante a los usuarios del bosque que “extremen sus precauciones, especialmente a partir de ahora que se produce un aumento de las temperaturas y se incrementa el riesgo de incendios”.