cof

La lluvia ha reducido este año la llegada de motoristas a la capital zamorana desde Motauros, la concentración motera invernal que se desarrolla durante este fin de semana en Tordesillas (Valladolid),

Según la estimación realizada por el teniente de alcalde del Ayuntamieto de Zamora, Antidio o Fagúndez, en torno a mil motoristas se encuentran este mañana de sábado en Zamora, muy lejos de los 4.000 que participaron el año pasado en las actividades y que era la previsión que tenía la organización. “El verdadero motorista está ya en Zamora y esperemos que puedan disfrutar de todas las actividades”, señala Kike González, presidente de la Asociación Motociclista de Zamora.

Aunque se espera, dijo, que a lo largo de la mañana se puedan ir acercando más motoristas, lo cierto es que la lluvia y la nieve caída en algunos puntos de España ha desanimado la llegada de aficionados a la capital y ha reducido también la participación en Motauros, como ha reconocido el presidente de la concentración vallisotelana, Juan Carlos Ruiz, quien ha señalado que “en una concentración invernal como es Motauros se cuenta” con el mal tiempo.

Los motoristas que han llegado hasta Zamora han sido recibidos por el Ayuntamiento con un caldo caliente servido en la plaza de La Marina. A lo largo de la mañana, degustarán también tapas de Ternera de Aliste y arroz a la zamorana, además de vino de Toro.

Una representación de los motoristas, del Ayuntamiento, de la AMZ y de Motauros han participado también en la colocación de una corona de laurel en el pabellón Ángel Nieto, en homenaje y recuerdo al piloto zamorano.

A pesar de la baja participación lograda en este segundo año en el que se establece la relación entre Motauros y Zamora, todas las partes coincidieron en señalar que se trata de una colaboración  ya estable que se repetirá en próximos años.