La madre de Leticia Rosino ha pedido un endurecimiento de las penas para los menores que cometan delitos graves como la violación o el asesinato. Inmaculada Andrés, al término de la vista oral que esta mañana ha servido para juzgar al menor acusado de muerte de su hija, ha insistido en la necesidad de cambiar la ley, “no por Leticia, por la que ya no se puede hacer nada, sino por el resto de víctimas que todos los días son asesinadas y violadas por menores”.

Inmaculada Andrés ha asegurado que “personas sin sentimientos” como el joven que acabó con la vida de su hija, no pueden ser condenados a penas tan leves. Y menos en casos como el de Leticia, en el que según la madre de la joven el acusado era plenamente consciente de lo que hacía y de lo que tenía que hacer. “La estaba vigilando, él sabía que después de violarla tenía que matarla porque vivimos en un pueblo pequeño y no podía dejarla vivir”.

La madre de la joven ha señalado también que tanto la familia como los amigos de Leticia seguirán luchando por el endurecimiento de las penas, pero también tratando de “hacerle la vida imposible” al joven cuando salga de su internamiento.

Visiblemente afectada tras el juicio, en el que no tuvo que ver cara a cara al asesino de su hija, la madre de Leticia se preguntó por qué tipo de Justicia tiene este país que solo protege a los asesinos. “Cinco minutos entre nosotros y ese asesino hubiera tenido la justicia que merece”.