La recién nombrada consejera de Salud de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado, se reunirá este lunes con vecinos y alcaldes de la comarca de Aliste para analizar la situación del sistema sanitario en la zona y para exponer los planes que para esta comarca tiene su consejería.

Una visita que tiene lógicamente también como objetivo calmar los ánimos en la comarca, donde la indignación entre vecinos y responsables municipales se ha desbordado después de que se hiciera público un plan de la Junta para llevar a los pacientes de todos los pueblos de la comarca en autobuses hasta Alcañices sustituyendo así los servicios sanitarios que se prestan en los consultorios.

Una propuesta que ha chocado frontalmente con todos los vecinos de la comarca, que han pedido, a través de sus Ayuntamiento, incluyendo los del PP, la dimisión de los responsables del diseño de este plan de asistencia.