El voto en contra de todos los grupos de la oposición han tirado por tierra la propuesta de presupuestos para 2019 presentada por el equipo de gobierno de PSOE e IU. Unas cuentas municipales para el próximo año que ascendían a 58.343.924,82 euros que no han contado con el apoyo ni de PP, no de Ciudadanos ni de la concejala no adscrita.

Tras haber manifestado con antelación el voto en contra de los concejales de grupo Popular, la aprobación estaba a expensas del respaldo de los dos concejales de Ciudadanos y la concejala no adscrita, quienes condicionaron su apoyo a la  inclusión de una serie de enmiendas sobre propuestas de inversión valorados en unos ochocientos mil euros.

En concreto la concejala no adscrita, Mª Cruz Lucas, planteaba entre otras cuestiones el establecimiento de un plan estratégicos de inversiones, establecer medidas para el relevo de autónomos, nuevas actuaciones en materia de turismo y otras medidas específicas para los barrios cuyo importe no alcanzaba los 300.000 euros.

Por su parte el portavoz de Ciudadanos, Francisco Requejo incluía propuestas como implementar las ayudas a la natalidad, mejoras en la calle de los Herreros y en la iluminación de la plaza de Viriato y el Puente de Piedra, instalación de bancos modernistas en la plaza de Sagasta o un programa de apoyo a la innovación en el sector del comercio tradicional. Ambos concejales recriminaron además al equipo de Gobierno no haber remitido con suficiente antelación la propuesta para poder alcanzar, en su caso un acuerdo presupuestario como en ejercicios anteriores.

La concejala del grupo Popular, Clara san Damián, criticó por su parte en incremento del gasto corriente al tiempo que se reducen las inversiones, y acusó al equipo de Gobierno hacer caso omiso a los informes de los técnicos municipales que advierten del riesgo de comprometer la estabilidad económica del Ayuntamiento si no se produce un incremento de la carga impositiva.

El portavoz del equipo de Gobierno Miguel Angel Viñas recordó al portavoz de Ciudadanos y la concejala no adscrita que el ofrecimiento del alcalde para comenzar a elaborar los presupuestos “desde cero” se produjo a primeros de octubre y sin embargo no respondieron, declinando su ofrecimiento, hasta mediados de noviembre, por lo que supone que en esta ocasión no existe un verdadero interés de participación al tratarse de un año electoral.

Viñas defendió un proyecto de presupuestos que se basa en cuatro pilares fundamentales: la bajada impositiva, el reconocimiento de los derechos sociales y salariales de los trabajadores, el incremento de las partidas sociales y especialmente la ayuda a domicilio, y el mantenimiento de un inversión en marcha, con proyectos elaborados por un valor de más de 15 millones de euros.

Por su parte el alcalde manifestó que de no aprobarse hoy se prorrogará el presupuesto actual, lo que perjudicará básicamente a la próxima corporación municipal, y que esto supondrá, entre otras consecuencias, que no se podrá aplicar la revisión salarial de los funcionarios ni aprobar las ayudas a las asociaciones y las subvenciones nominativas previstas, entre ellas la de Zamora 10.

Sometidas a votación todas las enmiendas presentadas por el grupo de Ciudadanos y la concejala no adscrita fueron rechazadas por tres votos a favor (Cs y No adscrita) 12 en contra (IU y PASOE) y 10 abstenciones (PP).

La propuesta de Presupuestos para 2019 fue también rechazada por 12 votos a favor (IU y PSOE) y 13 en contra (PP, Cs y No Adscrita)