La San Silvestre Zamorana volverá a concentrar a más de dos mil participantes en la tarde del próximo día 31 de diciembre, para despedir deportivamente este año 2018. La ya tradicional prueba zamorana, que este año cumple cuatro décadas, ha sido presentada hoy en el Ayuntamiento por el concejal de Deportes, Manuel A. Alonso, el presidente del Club Atletismo Zamora, Angel Cabañas, el vicepresidente y entrenador del Club, Angel Martín Gallego, y el principal responsable de la organización y uno de los precursores de la prueba, Teo de las Heras.

Se trata de una prueba ya absolutamente consolidada que ha ido creciendo a lo largo de los años, desde su primera edición con la participación de apenas unas cuarenta personas en el barrio de los Bloques, según recordó Teo de las Heras, quien fue también uno de esos participantes y tuvo palabras de recuerdo para Bernardo Martín, como uno de sus principales impulsores. Este año la San Silvestre cumple su 40 edición, lo que la sitúa entre las cinco más antiguas de las que hoy se realizan en toda España y duplica en antigüedad a las del resto de Castilla y León.

El propio concejal de Deportes destacó la veteranía de la competición asegurando que “tiene casi tantos años como mi madre”, pero no por ello dejó de animar a todos los aficionados al deporte que se apunten para participar en la prueba deportiva con que se despide el año, y a la que muchos participantes acuden en familia y con disfraces navideños, convirtiendo en acontecimiento en una fiesta lúdica y deportiva.

El presidente del Club Atletismo Zamora agradeció tanto al Ayuntamiento como a Caja Rural y al resto de entidades patrocinadoras el apoyo a esta competición que ha conseguido mantener la tradición durante estos cuarenta años, y espera que siga adelante en años sucesivos con la misma proyección de futuro.

Teo de las Heras dijo además que lo importante no es la competición sino la participación, “aunque tampoco se pretende conseguir records” por lo que se estima que el número de participantes sea similar al de años anteriores. Y manifestó como peculiaridad que, “en una provincia en que por desgracia muchos jóvenes tienes que irse a trabajar fuera la San Silvestre es, con el slogan publicitario, un evento que vuelve por Navidad y reúne de nuevo a familiares y amigos en una verdadera fiesta deportiva”; lo que es a fin de cuentas el objetivo de la San Silvestre “una motivación para que la gente salga, se reúna y haga deporte”

Teo de las Heras hizo no obstante un llamamiento a que no participe nadie sin haber recogido el dorsal, ya que eso puede provocar problemas con los seguros en caso de incidentes; por lo que dijo que si se trata de una cuestión económica por lo poder pagar la inscripción, ésta sería gratuita.

El recorrido sufrirá una pequeña variación por recomendación de la Policía Municipal, pero será básicamente el mismo de otros años, con salida y llegada en la Plaza Mayor sobre un circuito urbano de 3.600 metros. Partirá como es habitual a las 17,00 horas, aunque Teo de las Heras anunció que el próximo año podría retrasarse media hora para que fuera realmente una carrera nocturna.

Las inscripciones efectuarse en la web delatza.com/index.php/eventos o bien de forma presencial el día 17 en la sede del Club Atletismo Zamora, en la Ciudad Deportiva “para los que no son partidarios de la informática”. Y los dorsales que se entregarán el día anterior en la Ciudad Deportiva y el mismo día de la carrera en el edificio del Ayuntamiento, en la Plaza Mayor. Todos los participantes recibirán una camiseta técnica conmemorativa, además de contar con el consiguiente seguro de accidentes.