El subdelegado Ángel Blanco recuerda que “las restricciones son de obligado cumplimiento para todos”

La Subdelegación del Gobierno en Zamora “intensificará” la labor de vigilancia y control sobre el medio rural, según confirmó este jueves el subdelegado Ángel Blanco, después de que varios alcaldes hayan comunicado que en algunos pueblos se siguen produciendo incumplimientos de la orden de confinación por parte de los vecinos.

Blanco señaló aunque “no existe relajación en los pueblos” se van a ocupar de controlar la situación que se ha generado en determinadas zonas. “Zamora tiene muchos pueblos y es difícil llegar a todos los núcleos, en los que hay mucha población mayor de alto riesgo y es necesario controlarlo”, apuntó.

En este sentido, señaló que la Guardia Civil ha apercibido a vecinos que estaban trabajando en los huertos rurales. “No es que no se pueda trabajar en los huertos, lo que se les está indicando es que no pueden ir siete veces”, añadió Blanco. El subdelegado recordó que es necesario “tener cuidado” y señaló que “las restricciones son de obligado cumplimiento para todos”.