El Lago de Sanabria volverá a ser un escenario excepcional para la celebración de la Travesía a nado el próximo domingo 25 de agosto en la playa Viquiella. Una prueba que este año llega con novedades y dos retos para su próxima edición.

Entre las novedades se encuentra la incorporación de la prueba de 6.000 metros que se añade a las de 3.000 metros que se celebrará a las 10:30 horas, la de de 1.500 metros que empezará a las 12:45 horas y la de 800 metros que tendrá lugar sobre las 13:30 horas.

Según ha informado la delegada provincial de la Federación de Natación de Castilla y León, Carmen Núñez, durante la presentación del evento, ya hay unos 216 inscritos procedentes de toda España que “vienen a nadar y porque se han enamorado del lugar”. Participantes de diversas edades ya que el más pequeño tiene unos 10 años.

Núñez se ha mostrado agradecida por el apoyo de la Diputación Provincial de Zamora y Caja Rural en la organización del evento y ha anunciado dos compromisos para su próxima edición: no perder esta competición y realizar una prueba de veteranos.

Por su parte, el alcalde de Galende, José Manuel Prieto, ha recordado las características tan especiales del entorno que confieren a la travesía un encanto único que cada año atrae a centenares de participantes.