En la recta final del invierno, las temperaturas alcanzarán en los próximo días los 20 grados y el sol lucirá en los cielos despejados sin probabilidad de lluvias durante un fin de semana en el que los zamoranos volverán a disfrutar del sabor de un helado de nata nuez, una tarrina de fresa enamorada, café, vainilla… la Valenciana vuelve, como una tradición más de nuestra ciudad, a levantar la trapa enfrente a una renovada Farola para dar la bienvenida al buen tiempo.
Un fin de semana, además, al que se suma el VII Congreso Nacional de Cofradías que se celebrará en nuestra ciudad y con el que Zamora será epicentro de la Semana Santa nacional. Y nada más tradicional que pasear por las calles y plazas de la capital disfrutando de un cucurucho de helado mientras cofrades y cornetas reviven una celebración centenaria.