La cofradía de la Veracruz salió un Jueves Santo más a la calle, aunque lo hizo bajo la constante amenaza de la lluvia que obligó a los directivos a  recortar el recorrido incluso antes de iniciar el itinerario. También la vuelta de la procesión, tras la merienda en la catedral, fue modificada para hacer volver a los pasos al museo lo antes posible.

Aun así, cofrades y pasos permanecieron en la calle durante  casi cinco horas, cumpliendo con la tradición y respondiendo a las expectativas que cada año crea una de las procesiones más antiguas de Zamora.

También como cada año miles de espectadores se situaron en las aceras a lo largo de todo el recorrido para disfrutar de los once pasos que la cofradía saca a la calle, cada uno de ellos acompañado por una banda de música, y arropados por los cofrades ataviados con túnicas de terciopelo morado y cíngulo amarillo.

A pesar de la incertidumbre que durante toda la tarde pesó sobre el tiempo y los continuos cambios introducidos en el recorrido de la procesión, los zamoranos se volcaron un año más con la cofradía, de la que forman parte cerca de 3.000 hermanos. La lluvia respetó la procesión y también el descanso que se realiza en el entorno de la catedral, un acto social cada vez más concurrido y un momento para que amigos y familias se reencuentren en torno a alimentos típicos como tortillas, empanadas y embutidos y dulces de Semana Santa como torrijas, rosquillas, aceitadas y periquillos.

[ngg_images source=”galleries” container_ids=”274″ display_type=”photocrati-nextgen_basic_thumbnails” override_thumbnail_settings=”0″ thumbnail_width=”240″ thumbnail_height=”160″ thumbnail_crop=”1″ images_per_page=”100″ number_of_columns=”0″ ajax_pagination=”1″ show_all_in_lightbox=”0″ use_imagebrowser_effect=”0″ show_slideshow_link=”0″ slideshow_link_text=”[Mostrar presentación de diapositivas]” order_by=”sortorder” order_direction=”ASC” returns=”included” maximum_entity_count=”500″]