La Hermandad Penitencial del Santísimo Cristo del Amparo, conocida popularmente como la procesión de ‘Las capas pardas’ debido al hábito que presentan los hermanos, volverá a protagonizar este Miércoles Santo uno de los desfiles más sobrecogedores y emblemáticos de la Semana Santa zamorana. Sin embargo, en el caso de que las previsiones se cumplan, este año el recorrido será más corto.

Ataviados con sus tradicionales capas pardas, los hermanos de la cofradía acompañarán a un Crucificado del siglo XVII atribuido a Bartolomé González Espinosa, portando sus faroles de forja.

Un año más el sonido del bombardino y las matracas pondrán la banda sonora al desfile en el que no faltará el canto del Miserere Castellano en la Plaza de San Claudio.

Itinerario

Sale a las doce de la noche de la Iglesia de San Claudio de Olivares para seguir por  Plaza de San Claudio, Calle Cabildo, Avda. de Vigo, cuesta y calle  Pizarro, rúa de los Francos, plaza y arco de San Ildefonso, plaza Fray Diego de Deza, donde se rezará el Vía Crucis al paso de la procesión, plaza de Arias Gonzalo, Obispo Manso y cuesta del Obispo, avenida de Vigo, Rodrigo Arias, plaza de San Claudio donde se entonará el Miserere Castellano, para retornar a su templo de salida.

Itinerario alternativo en caso de lluvias

Salida a las doce de la noche de la Iglesia Parroquial de San Claudio de Olivares para continuar por Plaza de San Claudio de Olivares, Calle del Mediodía, Calle Gijón, Calle Rodrigo Arias, Plaza de San Claudio de Olivares, para concluir en el Templo de partida.