El Subdelegado del Gobierno en Zamora, Ángel Blanco, ha destacado el descenso del índice de criminalidad en la provincia durante su discurso en los actos de celebración de la fiesta de la patrona de la Guardia Civil.

Blanco ha expresado su satisfacción por la labor realizada por la Guardia Civil de Zamora de gran “eficacia” con una gran “profesionalidad de todos sus integrantes” y caracterizada por una “disciplina férrea en el cumplimiento de su responsabilidad, desde los mandos al último guardia recién incorporado a la comandancia”.

El Subdelegado ha destacado el bajo índice de infracciones penales, un 3,6% menos en el primer semestre del año junto al “alto nivel de esclarecimiento de los hechos delictivos y el colosal apartado de servicios humanitarios realizados”.

El índice de criminalidad en la provincia, respecto a la demarcación de la guardia civil, arroja una tasa de poco más de 21 puntos por cada 1.000 habitantes, casi tres puntos por debajo de la media de Castilla y León y más de diez puntos inferior a la tasa nacional, que es del 31,40.

Blanco también ha hecho mención a las operaciones especiales llevadas a cabo por la Guardia Civil que en los que va de año “han sido muchas”

“Quiero destacar el esclarecimiento del asesinato de una joven en Castrogonzalo y de otro delito de tentativa de homicidio cometido en Benavente en 2017 y que, tras una larga y rigurosa investigación, la Guardia Civil desentrañó hace unas semanas y concluyo con varias detenciones”, ha mencionado.

Como curiosidad, el Subdelegado del Gobierno, ha explicado que las unidades de la Comandancia de Zamora, han recorrido en el periodo de un año más de tres millones de kilómetros por la provincia; y las unidades de tráfico, más de millón y medio de kilómetros.