Mal comienzo de año para el CD Zamarat en su primer partido fuera de casa de este 2019. Las naranjas se desplazaban hasta la cancha del Araski con la moral alta tras su última victoria frente al Bembibre.

Un duelo contra un rival complicado que comenzó el partido poniéndose por delante en el electrónico.  25-11 al final del primer cuarto. Una superioridad que siguió durante el resto del encuentro sin que nada pudieran hacer las naranjas llegando al descanso 43-29.

Las locales continuaron abriendo brecha en el marcador que al término del tercer cuarto mostraba 61-44. El Zamarat apretó en los últimos minutos pero no consiguió alcanzar a sus rivales que se imponían por 66-58.