Según el Informe Nacional de Ahogamientos que elabora la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo, la cifra de los primeros 15 días de julio revierte la tendencia a la baja de muertes por ahogamiento en España que se venía dando este año por el retraso de la llegada del buen tiempo. Así, a 16 de julio, se ha registrado un muerto menos que en el peor mes de 2018 hasta ahora, que es junio, con 34 fallecimientos. Junio, a su vez, había superado en diez víctimas mortales el mes que más óbitos había registrado hasta entonces, que había sido marzo, con 24.

De esta forma, se contabilizan 159 víctimas mortales por ahogamiento en el medio acuático entre el 1 de enero y el 15 de julio, una cifra sensiblemente inferior a las 245 personas fallecidas por esta causa, en el que hasta entonces había sido el peor dato histórico de esta estadística, que se lleva a cabo desde 2015.

El mes de julio confirma, en cambio, otro dato especialmente significativo de este año. El 24,5 por ciento de las 159 muertes desde el primero de enero, 39 personas, tenía 75 o más años, y 83 víctimas, el 52,2 por ciento del total, estaba en la franja de edad entre 35 y 74 años, mientras que 15 fallecidos, el 9,4 por ciento, se encontraban entre 18 y 34 años, y los menores de edad representaban el 5,7 por ciento, con nueve vidas humanas perdidas. De otros trece fallecidos no consta la edad.

La mayoría de las personas fallecidas en los 196 primeros días del año eran hombres, el 79 por ciento, de nacionalidad española (72%), que perdieron la vida en una playa (42%) o en cualquier caso en un espacio acuático sin vigilancia o servicio de socorrismo (90%) y entre las 10.00 y las 20.00 horas (66%).

Por Comunidades Autónomas, Canarias, con 25 fallecidos, el 15,7 por ciento del total, sigue siendo el territorio español con más muertes por ahogamiento en espacios acuáticos este período, como viene siendo desde enero. Le siguen Galicia (23, 14,5%), Andalucía (22 fallecidos, 13,8%), Cataluña (18, 11,3%), Comunidad Valenciana (15, 9,4%), Islas Baleares (11, 6,9%), País Vasco (8, 5%), Aragón y Asturias (7, 4,4%, en cada caso), Castilla y León (5, 3,1%), Región de Murcia (4, 2,5%), Cantabria y Comunidad de Madrid (3, 1,9%, en cada territorio), Castilla-La Mancha, Extremadura y Navarra (2, 1,3%) y La Rioja y la Ciudad Autónoma de Ceuta (1, 0,6%), mientras que en Melilla no se ha registrado ningún suceso mortal de estas características.