El Ayuntamiento tendrá que decidir si se abren al turismo aunque haya que reducir el aforo a un quinto de los visitantes habituales

Las playas del lago de Sanabria se podrían utilizar este  verano con cita previa para garantizar la necesaria separación entre los bañistas. Además, los espacios de baño verían reducido el aforo desde los 10.000 visitantes que acuden cada día a la zona hasta los 2.000.

Son  algunas de las posibilidades que se han manejado este miércoles en la reunión de la junta local de seguridad que se ha constituido en el municipio de Galende y también en el encuentro posterior que han mantenido las diferentes administraciones que tienen alguna competencia sobre este espacio natural.

Coinciden todos los representantes institucionales en señalar que este será un verano “atípico y especial” marcado por las necesarias condiciones de seguridad que hay que mantener en los espacios públicos. En las playas del lago de Sanabria será necesario respetar los cuatro metros de cada visitante, lo que obligará a limitar a un quinto el aforo habitual, según confirma la delegada territorial de la Junta en Zamora, Clara San Damián, hasta situar el máximo en 2.000 visitantes al día.

Para ello, añade,  los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado han planteado como una medida posible de control el establecimiento de la cita previa para visitar las playas. Una medida que exige la toma de decisiones inmediatas como el sistema de gestión de la cita, el personal que debe vigilar el acceso a las playas y  a los aparcamientos de la zona.

En primera instancia, es decisión del Ayuntamiento de Galende decidir si las playas se abren o no a los visitantes. Aunque José Manuel Prieto, el alcalde de la localidad, señaló en  principio que rechazaba la cita previa aseguró hoy que está dispuesto a  valorar cualquier medida que permita aprovechar el mayor recurso turístico y económico que tiene la zona.

En principio, se ha fijado una nueva reunión para el próximo lunes, en la que se conocerá la decisión que toma el Ayuntamiento de Galende.

Suya es también la competencia de controlar el aforo y el acceso a las playas, aunque todas las administraciones han mostrado su disposición a colaborar.

El subdelegado del Gobierno en Zamora, Ángel Blanco, apunta que la Guardia Civil de Puebla de Sanabria se encargará de regular el tráfico y de  vigilar para mantener la seguridad ciudadana.

De la misma forma, la Junta de Castilla y León  ha señalado que ya se están llevando a cabo acciones sobre las playas del lago y el entorno para mantener todo el espacio.

El vicepresidente de la Diputación y diputado de Turismo, Jesús María Prada,  señala que se trata de “un momento histórico” ante el que hay que tomar decisiones excepcionales y añadió que las administraciones serán “estrictas” a la hora de hacer cumplir la cita previa si se implanta y de controlar los aparcamientos.