Las primeras tropas invasoras han llegado ya a la capital zamorana y acampan desde hace unas horas a las orillas del Duero, junto a Los Pelambres.

Ni el frío y la noche han sido inconveniente para que aficionados a las recreaciones históricas de todo el país hayan recalado en Zamora para participar en una nueva batalla de Stalingrado.

Aunque mañana sábado se desarrollarán la mayor parte de las actividades, este viernes algunos de los soldados acampados en Los Pelambres han montado sus tiendas de campaña, encendido hogueras y colocadas armas y vehículos de guerra junto al Duero a la espera de revivir la cruenta batalla rusa.