Una veintena de alumnos de educación Primaria del C.R.A de Monfarracinos en la provincia de Zamora han participado hoy en el taller didáctico organizado dentro del Plan Románico Atlántico para darles a conocer su patrimonio más cercano, de un modo divertido.
El principal objetivo del taller impartido por una monitora especializada ha sido lograr que los participantes “entiendan la importancia de conservar, proteger y difundir el patrimonio más cercano”. Para ello han trabajado con dos libros editados dentro del plan “Las piedras también emigran” y “Es divertido restaurar”.

El primero ha servido para acercarles a la historia de San Pedro de la Nave y la actuación desarrollada allí por Románico Atlántico y el segundo para explicarles de modo sencillo los procesos de restauración y conservación del patrimonio. Además, los niños de entre 6 y 8 años han realizado un trabajo cooperativo, reproduciendo con materiales reciclables como cajas de cartón elementos arquitectónicos de la iglesia de San Pedro de la Nave.
Ciudad Rodrigo: taller y concierto

Tras el desarrollo del taller en Monfarracinos, el 13 de diciembre, el Plan se desplazará hasta la catedral de Ciudad Rodrigo, con una doble propuesta: un taller didáctico para los colegios de la zona y un concierto a cargo del coro de cámara Alterum Cor.

“Todas estas acciones contribuyen a llenar de vida los espacios en los que se ha intervenido y a demostrar que Románico Atlántico no acaba con las actuaciones en los edificios, sino que va un paso más allá”, señalan los responsables del Plan, promovido por la Junta de Castilla y León y la Fundación Iberdrola España, en colaboración con la Fundación Santa María la Real y las diócesis para recordar que, desde su puesta en marcha en 2010, se ha intervenido en una veintena de templos románicos de las provincias españolas de Zamora y Salamanca y de las regiones portuguesas de Porto, Vila-Real y Bragança.

DOCUMENTACIÓN RELATIVA AL PLAN DE INTERVENCIÓN ROMÁNICO ATLÁNTICO:

-Definición del Plan
El Plan de Intervención Románico Atlántico es un proyecto de cooperación transfronteriza para la conservación del Patrimonio Cultural, que incluye proyectos de restauración y puesta en valor de una veintena de templos románicos ubicados en las provincias españolas de Zamora y Salamanca y en las regiones portuguesas de Porto, Vila-Real y Bragança.

-Objetivos
El objetivo principal del Plan de Intervención Románico Atlántico es conservar, restaurar y poner en valor el patrimonio, al mismo tiempo que se sientan las bases de un crecimiento y desarrollo sostenible del territorio, a través de la creación de empleo, la dinamización socioeconómica y la promoción turística.

-Líneas de actuación
Desde sus orígenes, Románico Atlántico ha apostado por ir más allá de las intervenciones propiamente dichas, mediante la ejecución de proyectos de I+D+I y la creación de redes de investigación, que faciliten la conservación preventiva y la gestión inteligente del patrimonio.

Además, se ha desarrollado un auténtico plan de gestión cultural en torno al patrimonio, mediante la puesta en marcha de proyectos educativos, culturales y turísticos con los que se teje una red de sinergias y colaboraciones, que contribuyen no sólo a la promoción y difusión de los bienes, sino también al intercambio de experiencias y al refuerzo de una identidad común europea.

-Iniciativa público-privada y presupuesto.

El Plan de Intervención del Románico Atlántico supone la estrecha colaboración entre diferentes entidades de España y Portugal, en concreto la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, la Secretaría de Estado de Cultura de Portugal, Iberdrola, la Iglesia Católica de Portugal y las diócesis españolas de Ciudad Rodrigo, Salamanca, Zamora y Astorga, materializado en el acuerdo-protocolo firmado en Bragança (Portugal) el 22 de septiembre de 2010 y ampliado el 21 de mayo de 2015, para dotarlo de continuidad hasta 2018.

Esta iniciativa público-privada se inició con un presupuesto global de 4,5 millones de euros, sufragados por la Fundación Iberdrola España, la Junta de Castilla y León y la Secretaría de Estado Cultura de Portugal. La ejecución de las obras en España depende de la Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico y los trabajos se desarrollan en constante colaboración con los obispados de las zonas en las que se actúa.