Un pequeño desprendimiento en la cornisa del Ayuntamiento de Zamora, ha obligado esta mañana a actuar a los bomberos municipales. Con el fin de asegurar la zona y evitar más desprendimientos, se ha procedido a acordonar la zona colindante al edificio consistorial mientras se realizaban las labores pertinentes.

Los trabajos, que se han desarrollado sobre las doce del mediodía de este martes 9 de octubre, han consistido en eliminar aquellas pequeñas partes más deterioradas y asegurar los elementos de la fachada para evitar desprendimientos.