COAG Zamora ha denunciado este jueves un nuevo ataque de buitres, que ha supuesto la muerte de un ternero, daño por el que el ganadero no tendrá compensación alguna por parte de la Administración.

La muerte de la cría se produjo en la mañana del día de hoy, en una zona donde los animales hacen aprovechamiento de pastos en extensivo, sin que los titulares puedan poner medidas para remediar los ataques. El riesgo de un mayor número de bajas se acrecienta si el parto es durante el día, pues los buitres acuden de inmediato a la zona, y si las crías están débiles y no se incorporan de inmediato, la probabilidad de ser atacadas es mayor.

Es por ello que COAG ha exigido a la Consejería de Medio Ambiente y al Servicio Territorial de Zamora que de inmediato se aporten soluciones. “En determinadas zonas de nuestra provincia los ataques de las aves se están generalizando de forma alarmante, probablemente ante la escasez de alimentación” han señalado.

Deben, han asegurado,  “establecerse medidas para minorar estos riesgos: proporcionar por parte de la Administración la alimentación de las aves en determinadas zonas remotas, sin ningún riesgo sanitario o medioambiental. También, se debe habilitar un sistema de ayudas para compensar los daños que soportan los ganaderos por dichos ataques”.