El tráfico ha vuelto al Puente de Piedra. A partir de hoy y por espacio de mes y medio los coches podrán hacer uso del viejo puente de piedra debido al corte de un carril en la Avenida de Vigo, donde el Ayuntamiento está haciendo obras de reposición de aceras.

El corte afecta a la circulación del tráfico en sentido hacia el la avenida del Mengue y el desvío alternativo se establece por la margen izquierda del Duero a través del puente de los Poetas, la avenida del Nazareno de San Frontis y regreso a la margen derecha por el Puente de Piedra, que se reabrirá provisionalmente al tráfico durante el periodo de desarrollo de los trabajos y para vehículos de menos de 3.500 kg. No obstante por parte de la Policía Municipal se ha establecido la señalización oportuna sobre el desvío.

Las obras contempladas en el Plan de Reposición de Aceras, que incluye más de treinta intervenciones repartidas por las distintas zonas y barrios de la ciudad, consisten en la reposición del pavimento existente, la ampliación de las mismas cuando el entorno físico y los condicionantes externos lo permiten, la ejecución de nuevas aceras, la ejecución y mejora de estancias peatonales, con la correspondiente renovación del equipamiento urbano, como bancos, papeleras y arbolado. En el caso concreto de la avenida de Vigo el proyecto incluye la sustitución del pavimento existente de hormigón en la acera más próxima a la catedral por pavimento de granito natural, así como la pavimentación de un tramo de la acera del lado de Olivares para dar continuidad a la acera de la Calle Trascastillo.

Y para evitar que los vehículos invadan el jardín actualmente existente en la confluencia con la cuesta del Pizarro se plantea la colocación de bolardos de granito natural de dimensiones 40×40 y 60 centímetros de altura y la reubicación de los existentes. Asimismo se contempla la reubicación de las farolas para garantizar el ancho mínimo de paso libre del itinerario peatonal.