Los expertos reunidos este jueves por Sanigest para participar en una jornada sobre la listeria han incidido en la necesidad de extremar las medidas de higiene para evitar la proliferación de esta bacteria y que se convierta en una emergencia sanitaria como ha ocurrido este verano en Andalucía.

Fernando García, de la empresa Sanigest, ha explicado que una situación como la generada este verano con los casos de listeria en lotes de carne mechada “es normal” que hayan sembrado la inquietud tanto entre las empresas como entre los consumidores.
García ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad a los zamoranos ante los férreos controles que varias veces al año pasan las empresas dedicadas a la industria alimentaria en Zamora.

En cualquier caso, el experto de Sanigest ha dejado claro que las empresas deben extremar sus condiciones higienicas como la mejor forma de evitar la aparición de casos de listeria.

Otro de los ponentes en estas jornadas, Luis María Gallego, ha querido también lanzar un mensaje de tranquilidad a los consumidores. Casos de listeria se registran todos los años, tanto en España, como en otros, países, donde abunda y se registra con mucha mayor frecuencia que en nuestro país. “Hay que frenar el miedo escénico que provocan estos brotes, no es para tanto”, ha señalado.

El actual modelo de control alimentario dispone, ha dicho, de legislación, medios y sistemas tanto para evitar la proliferación de esta bacteria, como para evitar su propagación. Aún así, ha reconocido que España en materia de seguridad alimentaria es un “país de extremos” donde enseguida “cunde el pánico”; miedo que en este caso “no está justificado dado que las empresas alimentarias en su inmensa mayoría cumplen con todas las medidas de higiene sanitaria necesarias para evitar la listeria y otras enfermedades”.

Con respecto a lo ocurrido en Andalucía, Gallego incidió en que en este caos han tenido que producirse varios errores, por parte de la empresa y la manipulación de la carne mechada, pero también de las administraciones responsables del control.

Unos errores que han provocado una pérdida de confianza entre los consumidores que no está justificada. “Ahora va a ser difícil que los españoles vuelvan a confiar, durante un tiempo, en estos controles”.

La delegada de la Junta en Zamora, Clara San Damián, encargada de inaugurar las jornadas, ha subrayado que los consumidores tienen que estar tranquilos porque “nunca como en estos momentos” se controla la seguridad de los alimentos.

Hasta 3.200 inspecciones realizan los técnicos de la Junta todos los años para mantener esas seguridad alimentaria, ha dicho la delegada. “Se hacen inspecciones continuas, y aunque el nivel de seguridad alimentaria, tanto la Junta como empresas del sector como Sanigest trabajan por la excelencia”.