La Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y Léon ha confirmado que el incendio forestal de Vega de Tera fue intencionado. El fuego que se inició el pasado viernes 6 de septiembre está controlado aunque no ha sido extinguido por completo. Un amplío despliegue de medios, aéreos y terrestres, ha acudido a la zona para evitar que las llamas se siguiesen propagando con un gran trabajo que ha evitado mayores consecuencias sobre un terreno en el que se ha calcinado menos de una hectárea de encina y brezo.

El fuego originado en Trabazos también ha sido provocado aunque apenas se ha precisado de medios de extinción para extinguirlo por completo.

Por último, en Cobreros también se registró un incendio forestal ocasionado de forma accidental durante la tarde del sábado 8 de septiembre. Las llamas que han calcinado media hectárea de pasto ya han sido apagadas.