Hoy además del Día Mundial del Donante de Sangre, se conmemora el Día Nacional de las Lenguas de Signos Españolas, por lo que se iluminará de azul turquesa, que es el color identificativos de las asociaciones de lenguas de signos, la fachada del palacio de los Momos de Zamora.

Una efeméride con la que se intenta concienciar a la sociedad sobre la importancia y visibilidad de esta lengua como medio de comunicación y entendimiento con las personas que padecen sordera.

La elección del 14 de junio se debe a que en esa misma fecha en el año 1936 se constituía la Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE), principal agente catalizador, junto a sus federaciones y asociaciones, de aquellas iniciativas orientadas hacia la conquista de los derechos de las personas usuarias de la lengua de signos española.

“Cada 14 de junio, celebraremos la capacidad de la sociedad española por levantar puentes de sensibilización y conocimiento mutuo. El Día Nacional de las Lenguas de Signos Españolas se convertirá en un motivo más para recordar la necesidad de sumar esfuerzos para que todos, sin exclusión, podamos ejercer nuestros derechos como ciudadanos y ciudadanas” explica Concha Díaz, Presidenta de la CNSE, Confederación Estatal de Personas Sordas, en la página web de la confederación.