El Balonmano Zamora Rutas del Vino recibía este sábado en el pabellón Ángel Nieto al Córdoba, un equipo nuevo en la categoría pero con jugadores veteranos.

Un partido en el que el conjunto pistacho fue siempre por delante, aunque con poca ventaja durante los primeros 30 minutos de juego. Con un ajustado 14 a 11, los de Leo Álvarez llegaban al descanso.

Tras el tiempo de descanso, los zamoranos salieron mucho más concentrados a la cancha zamorana con el objetivo de seguir aumentando la distancia en el electrónico. Con más regularidad que en otros encuentros y siendo capaces de mantener el ritmo y la competitividad, el Balonmano Zamora pudo regalar una victoria a su afición por 35 a 25.