El Grupo Popular en el Ayuntamiento de Zamora ha registrado durante el día de hoy distintas aportaciones, en forma de enmiendas o aclaraciones, a la nueva Ordenanza reguladora de funcionamiento y precio público de los Centros de Educación Infantil Municipales de la capital. La citada nueva regulación se encuentra ahora mismo en los trámites de aprobación y los populares confían en que estas medidas se tengan en cuenta por parte del equipo de gobierno de cara a mejorar las condiciones de acceso de los zamoranos a estos servicios.

Según ha explicado la portavoz del Partido Popular en el Consistorio de la capital, Mayte Martín Pozo, “lo que pretendemos es que el servicio público de los Centros de Educación Infantil sea lo más justo para todos los usuarios y que no se produzcan situaciones de discriminación. Nuestro compromiso está con aquellos que más lo necesitan y, por eso, entendemos que nuestras aportaciones son razonables”.

La portavoz popular ha destacado que, por ejemplo, “consideramos lógico que se añada en el apartado del número de plazas de estos centros que se garantice y que sea obligatorio que en cada curso escolar se ofrezca en cada centro infantil al menos una unidad para cada tramo de edad”.

Martín Pozo ha solicitado, asimismo, que se suprima en el Artículo 6.4.3, en lo referente a la situación económica de los solicitantes, en concreto, la siguiente redacción: “para el supuesto de familias monoparentales, que la declaración del IRPF a efectos de valoración se hubiera presentado de forma conjunta con su expareja, se considerará a efectos de determinación de la renta per cápita exclusivamente el 50% de la declaración”. En este punto, la portavoz de los populares ha indicado que “ese exclusivamente 50 por ciento presupone que ambos cónyuges contaban con los mismos ingresos y podrían darse situaciones injustas al respecto”.