El incendio de Santa Eulalia sigue activo, pero bajo control

Las tormentas registradas ayer jueves a lo largo y ancho de la provincia fueron un verdadero quebradero de cabeza para los servicios de extinción de Medio Ambiente. Hasta tres incendios provocados por rayos se registraron en Zamora.

En Piedrahita de Castro fue pasto de las llamas una hectárea de superficie agrícola. En Peque, se quemó una pequeña superficie de arbolado, siendo necesaria la presencia de una autobomba, una cuadrilla y un bulldozer para contener las llamas. Estos dos incendios se dan por extinguidos.

El más grave de todos los incendios registrados ayer fue el localizado en Santa Eulalia del Río Negro, donde Medio Ambiente tuvo que desplegar un importante dispositivo de extinción para frenar el avance de las llamas. Dos técnicos, cinco agentes medioambientales, los helicópteros con base en Villaralbo y Villardeciervos, dos brigadas helitransportadas, dos bulldozers, cinco autobombas, una cuadrilla nocturna y cinco cuadrillas de tierra están tratando de apagar las llamas de un incendio que por ahora solo está controlado y del que por el momento se desconoce cuántas hectáreas ha calcinado.