El próximo compromiso de los de David Movilla se plantea serio ante otro de los favoritos de la categoría. El domingo el míster espera un equipo más optimizado que la temporada pasada «ya en verano intuía por las incorporaciones que habían hecho que posiblemente era lo que les faltaba y con todo esto espera un buen equipo. Mantiene el mismo entrenador, en todos los proyectos cuando hay un buen trabajo y sentido común, que me consta que hay, lo normal es que cuando hay continuidad, ese club tire para arriba, optimice y mejore. No cabe duda que será el caso del Ávila».

Un Real Ávila que se siente cómodo con la pelota, suele tener posesión y según la valoración del míster «tiene capacidad de jugar de una manera diferente y va en su identidad someter al contrario».

Sobre la situación de liderazgo del Zamora CF, Movilla no quiere tener demasiado en cuenta en este momento la clasificación. Consciente de que el equipo es primero en la tabla, matiza «es cierto que llevamos 16 puntos pero para mí no supone una presión añadida y para el equipo tampoco. Trato de ver lo positivo y no es el liderato, sino los puntos logrados. Lo importante es llegar al mes de abril bien situados, ahí la posición sí es importante y los partidos sí se afrontan teniendo en cuenta la clasificación tanto por arriba como por abajo».

Ante la victoria del Zamora CF en los cruces disputados ante dos favoritos como Astorga y Gimnástica, el técnico vasco subraya que espera que se siga dando durante toda la liga, «todavía es pronto, la temporada pasada en casa sacamos buenos resultados ante los equipos de arriba, salvo Segoviana y Ávila. Fuera nos costaba ganar pero solo perdimos en Astorga. Este año hemos sí es verdad que hemos ganado ante la Segoviana y en Astorga, pero hay que esperar un poquito más. En este sentido, cualquier comparación que hagamos en la jornada 6, respecto al año pasado saldremos perdiendo porque el equipo ganó la liga, batió récords, entusiasmó a la gente y estamos en construcción, lejos de aquel equipo que éramos».

El defensa rojiblanco Piña también valoró en sala de prensa su particular adaptación a la plantilla y la marcha del equipo durante las seis jornadas disputadas, un comienzo, según sus palabras «positivo, salvo el día del Burgos Promesas, porque hay que subrayar que hemos encajado pocos goles. En lo personal, soy algo introvertido de primeras pero somos un buen grupo, me han acogido muy bien, ya conocía a alguno de los compañeros y me siento muy cómodo dentro del vestuario».

En cuanto al margen de mejora del equipo, destaca Piña que aún hay margen de sobra, «hay que mejorarse individualmente, ser cada día mejores, más competitivos, intentar cerrar los partidos un poco antes o marcar más goles para llegar al final con más seguridad».

Respecto a las sensaciones tras la victoria la pasada jornada ante un rival directo como el Astorga, subraya el jugador del Zamora CF que «en La Eragudina, de los jugadores del once inicial, comentamos que ninguno habíamos logrado ganar en ese campo, pero se dio la circunstancia que aguantamos hasta el final y pudimos llevarnos los tres puntos, una sensación increíble».

El próximo compromiso ante el Real Ávila, el domingo 29 de septiembre en el Ruta de la Plata, Piña espera «un equipo completo sobre todo en la faceta ofensiva, vendrá a disputarnos el partido y a ponernos las cosas difíciles desde el primer minuto, llevan un partido menos y querrán acortar distancias».