Los tres sindicatos mayoritarios de enseñanza, CSIF, CCOO y UGT, inician el nuevo año retomando la exigencia a la Junta de Castilla y León para que «cumpla los compromisos pendientes con sus empleados públicos, como son la recuperación de la jornada de 35 horas y el pago de los fondos adicionales de 2018 y 2019».

Es por eso que los tres sindicatos se han plantado y no han acudido a la «pseudo negociación» de las plantillas de enseñanza para el curso 2020-2021, segunda indicado Raúl Castaño, de UGT. «Se ha agotado la paciencia. Desde el inicio de este curso, la Junta ha venido riéndose de nosotros al no aplicar la jornada de 35 horas para todo el funcionariado. Un acuerdo negociado, pactado y firmado con el Gobierno Regional», apuntan desde los sindicatos.

Por su parte, Esteban Alonso adelantaba que en Zamora se perderán 12 plazas de maestro y dos de profesor de secundaria, de los 102 que se perderán en toda Castilla y León. «Es una gran destrucción de empleo público», indicaba Alonso que acusaba también a la Consejería de «favorecer la despoblación»