El alcalde de Zamora, Francisco Guarido, se ha reunido hoy con los representantes de la plataforma en contra de la instalación de un crematorio en el antiguo edificio de Porcelanosa, en un encuentro en que también han estado presentes los concejales Romualdo Fernández, y Diego Bernardo, así como representantes de las asociaciones vecinales de Pantoja y Las Viñas.

Tal como ya hiciera en reuniones anteriores el concejal de Obras y Urbanismo, el alcalde les ha informado sobre la tramitación de las licencias urbanísticas que corresponden al Ayuntamiento, en tanto que la licencia ambiental en lo referente al riesgo de contaminación y salud pública corresponde a la Junta de Castilla y León. En este sentido el alcalde manifestó que desde el servicio de Urbanismo se controla minuciosamente el cumplimiento estricto de la legalidad en lo referente a la licencia de obras y los permisos municipales, sin embargo todo lo relativo a emisiones trasciende la competencia municipal y depende estrictamente de los informes del organismo autonómico.

Por otra parte los representantes de la plataforma pidieron tener acceso a la información que figura en el expediente administrativo, a lo que el acalde manifestó que por parte del Ayuntamiento no habrá inconveniente en facilitarles el acceso a toda la documentación que sea posible, de acuerdo con la normativa administrativa y en cumplimiento de la Ley de Protección de Datos.

Los representantes vecinales reclamaron también la paralización del proyecto mientras se estudian las numerosas alegaciones presentadas al proyecto.