Los vendedores de la ONCE estrenan chalecos identificativos

Se busca evitar confusiones con quienes venden juego ilegal

Los vendedores y vendedoras de la ONCE han comenzado a lucir chalecos identificativos como “repartidores de ilusión y suerte” por todos los rincones de España. Este elemento de uniformidad, una antigua aspiración de la ONCE, toma ahora forma para que la sociedad distinga a los 20.000 agentes vendedores de la Organización.

Estos chalecos tiene como objetivos la correcta uniformidad del equipo de ventas; su sencilla identificación por parte de la clientela y del público en general, distinguiéndoles de otros grupos y, en especial, de posibles agentes de juego ilegal; así como la extensión de imagen de marca y de los principios y valores del Grupo Social ONCE, como ya ocurre con los quioscos de los productos de juego de la Organización, en proceso de reforma y mejora.

Se ha dotado a estas prendas de una serie de elementos y características para que también contribuyan a facilitar la exposición y venta de los productos de juego que portan los vendedores, así como facilitarles la tarea.

Durante los próximos meses, las calles y plazas de todas las ciudades y pueblos verán los colores verde y amarillo de la ONCE en los chalecos de quienes, día a día, “reparten ilusión y reciben la solidaridad de toda la sociedad”, explican.

En Castilla y León un total de 744 vendedores y vendedoras portarán la nueva indumentaria.