La Powerfull Color Race ha celebrado este sábado su quinto aniversario. En una asfixiante tarde, los participantes, que esta vez han sido menos que en ediciones anteriores probablemente debido a la ola de calor y la coincidencia con diversas actividades, no han tenido ningún problema en disputar un circuito en el que no han faltado los hinchables, las resbalinas, las rampas… y, sobre todo, mucha agua para refrescar el ambiente y mucho color.

Una loca carrera en las fiestas de San Pedro que aúna deporte y diversión para todas las edades, aunque la mayoría de atrevidos que han desafiado las 17 pruebas han sido jóvenes. Entre las más llamativas, el tobogán de 12 metros de altura por 32 de longitud, que se estrenó en la pasada edición.

La V Powerfull Color Race ha tenido lugar en el aparcamiento de la Ciudad Deportiva desde las 18.00 horas con un recorrido similar al de los años anteriores: por las orillas del Duero hasta Olivares y vuelta a la Ciudad Deportiva.